Asesinaron a Gissella Solís Calle, la odontóloga desaparecida.

0
36

Es el femicidio N° 21 en lo que va del año.

La odontóloga Gissella Solís Calle es la 21° víctima de femicidios en lo que va del año. Su cuerpo fue encontrado en la mañana del martes, durante un operativo de rastrillaje en Villa Elisa. Había desaparecido hace 13 días.

Este mes hubo varios casos resonantes. Como el de Agustina Imvinkelried, la chica de 17 años que fue a bailar con sus amigas y nunca volvió a su casa en Esperanza, Santa Fe. La asfixiaron, la golpearon, y la semienterraron con vida en un descampado.

Marcha en la ciudad de Esperanza en reclamo de justicia por la muerte Agustina Imvinkelried (Almeida).

Otro caso impactante fue el de Gisel Romina Varela, una policía de Mar del Plata de 33 años. Estaba en una parada de colectivos cuando su ex pareja se bajó de un auto, le robó el arma reglamentaria y la mató a balazos.

Según datos de la asociación civil La Casa del Encuentro, aunque pudiera parecer que hubo un recrudecimiento de casos, las estadísticas son similares a los últimos tres años. En enero de 2016 hubo 23 femicidios, y las víctimas llegaron a 22 en el primer mes de 2017 y 2018.

“La cantidad de femicidios en enero está dentro de la media de todos los años”, dijo a Clarín Ada Rico, responsable de la ONG. Aunque reconoce que los casos se están visibilizando más. “Me llamó la atención que salían todas las notas juntas. Pero una cosa es cómo lo toman los medios, que están con el tema. Y otra cosa es si cambia el promedio”, analiza Rico.

“La difusión es importantísima porque sirve para que las mujeres pidan ayuda. Nosotras tenemos un centro de asistencia. Y cuando hay algún tema, como sucedió con el caso de Thelma Fardin, recibimos una gran cantidad de consultas“, continúa en referencia a la joven que denunció por abuso al actor Juan Darthés. 

¿Qué es un femicidio?

No todos los asesinatos de mujeres son femicidios. Para considerarlo dentro de esta categoría, debe ser un crimen con una connotación sexista.

Por ejemplo, cuando un ladrón entra a un negocio y durante el asalto mata a una mujer, no es femicidio. Pero si, antes de irse, abusa sexualmente de la mujer, sí se lo considera femicidio.

Según un informe de la Casa del Encuentro, con datos del 2008 al 2017, el 62% de las víctimas de femicidios son asesinadas por parejas o ex parejas. Y en el 51% de los casos las mataron en su propia casa.

Otras veces no hay un vínculo, son desconocidos o son vecinos, pero tomaron a la mujer como un objeto. Un caso emblemático es el de Ángeles Rawson, asesinada por el encargado de su edificio, Jorge Mangeri. Aunque no tenía ninguna relación con ella, la Justicia lo condenó por femicidio.

F:Clarín.

<

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here