Contraataque: el gobierno anuncia medidas

0
9

Cambiemos busca frenar la espiral de precios y es probable que hable el presidente Mauricio Macri.

Un encuentro del jefe de gabinete con sus socios de la Coalición Cívica, los últimos que faltaba sumar a la ronda de diálogos, fue el preludio de los anuncios que realizará esta mañana el gobierno nacional, buscando aplacar el impacto del dato inflacionario. El espacio que lidera Elisa Carrio pidió profundizar el avance del proyecto que la diputada presentó semanas atrás en la Cámara de Diputados, que apunta a controlar a los supermercados y obligarlos a exhibir una amplia variedad de productos en las góndolas.

Otros sectores políticos como el kirchnerismo y el Frente Renovador también plantearon proyectos similares, incluso respaldados por movimientos sociales. El diálogo de Marcos Peña con la volcánica legisladora se sumó al encuentro del jueves pasado con gobernadores de la UCR, quienes exigieron frenar los tarifazos en servicios públicos y aplicar un “shock” de reactivación del poder adquisitivo.

El martes dejó dos datos negativos: al de la inflación, que se esperaba fuerte pero resultó aún mayor, se sumó un repunte del dólar, luego de seis jornadas consecutivas en baja. La divisa norteamericana, se sabe, es clave a la hora de calcular los precios de la economía argentina.

Luego de tres semanas completas de negociaciones, anoche el gobierno sumó misterio sobre la presencia del Presidente en los anuncios. “A las 10 es el anuncio, y a las 11.30 conferencia de prensa de los ministros Dujovne (Hacienda), Stanley(Desarrollo Social) y Sica (Producción y Trabajo)”, explicaron desde Presidencia, sin confirmar la presencia del propio mandatario.

Las medidas 
Según trascendió, uno de los pilares del anuncio será un acuerdo de precios. Desde el Ejecutivo nacional se negó enfáticamente que se trate de un “congelamiento” y rechazaron un paralelismo con las estrategias del kirchnerismo para frenar la inflación: “Antes eran una política central, para nosotros sería apenas un complemento”, dijo el ministro de Producción, Dante Sica, ante empresarios.

El radicalismo reclamó frenar los tarifazos de luz, agua, gas y transporte, algo que se habría rechazado para no afectar los números del déficit fiscal negociados con el FMI

Un encuentro del jefe de gabinete con sus socios de la Coalición Cívica, los últimos que faltaba sumar a la ronda de diálogos, fue el preludio de los anuncios que realizará esta mañana el gobierno nacional, buscando aplacar el impacto del dato inflacionario. El espacio que lidera Elisa Carrio pidió profundizar el avance del proyecto que la diputada presentó semanas atrás en la Cámara de Diputados, que apunta a controlar a los supermercados y obligarlos a exhibir una amplia variedad de productos en las góndolas.

Otros sectores políticos como el kirchnerismo y el Frente Renovador también plantearon proyectos similares, incluso respaldados por movimientos sociales. El diálogo de Marcos Peña con la volcánica legisladora se sumó al encuentro del jueves pasado con gobernadores de la UCR, quienes exigieron frenar los tarifazos en servicios públicos y aplicar un “shock” de reactivación del poder adquisitivo.

El martes dejó dos datos negativos: al de la inflación, que se esperaba fuerte pero resultó aún mayor, se sumó un repunte del dólar, luego de seis jornadas consecutivas en baja. La divisa norteamericana, se sabe, es clave a la hora de calcular los precios de la economía argentina.

Luego de tres semanas completas de negociaciones, anoche el gobierno sumó misterio sobre la presencia del Presidente en los anuncios. “A las 10 es el anuncio, y a las 11.30 conferencia de prensa de los ministros Dujovne (Hacienda), Stanley(Desarrollo Social) y Sica (Producción y Trabajo)”, explicaron desde Presidencia, sin confirmar la presencia del propio mandatario.

Las medidas 
Según trascendió, uno de los pilares del anuncio será un acuerdo de precios. Desde el Ejecutivo nacional se negó enfáticamente que se trate de un “congelamiento” y rechazaron un paralelismo con las estrategias del kirchnerismo para frenar la inflación: “Antes eran una política central, para nosotros sería apenas un complemento”, dijo el ministro de Producción, Dante Sica, ante empresarios.

El radicalismo reclamó frenar los tarifazos de luz, agua, gas y transporte, algo que se habría rechazado para no afectar los números del déficit fiscal negociados con el FMI

La medida central todavía era negociada con empresas y productores de alimentos, pero englobaría un grupo de al menos 40 productos básicos que tendrían un control oficial. En la Casa Rosada hubo fastidio porque, en medio de la discusión, numerosas empresas retocaron sus precios. Dicho punto sería acompañado con un cambio a la ley de Defensa de la Competencia, lo que será presentado como un sistema para proteger a las pymes, que llevan meses apuntando contra otro pilar del actual esquema económico: las altísimas tasas de interés.

Asimismo, volverán los créditos de la Anses que el gobierno ofreció durante buena parte del 2017. Eso implicará beneficios para quienes tomen préstamos, con una tasa menor a la del mercado. También retornarían los descuentos para las compras con tarjeta de débito y crédito, que el gobierno descartó en medio de la crisis cambiaria del año pasado.

En estudio
En medio de gran hermetismo, Crónica pudo saber que aún se barajaban alternativas. El radicalismo reclamó frenar los tarifazos de luz, agua, gas y transporte, algo que se habría rechazado para no afectar los números del déficit fiscal negociados con el FMI. Como alternativa, habría un relanzamiento del programa Mejor Hogar, que el Ministerio de Interior y la Anses trabajan en conjunto.

Son créditos para refacciones y conexión a servicios públicos, principalmente gas y agua corriente. También se esperan novedades sobre los créditos Procrear, una forma de acercar nuevamente a la clase media con el sueño de la casa propia, tras la debacle de los préstamos UVA.

<

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here