¿Cual es el sueldo de un intendente rionegrino?

Grandes diferencias en la trinchera del Estado rionegrino. Las brechas no solo están en el estado provincial. Gennuso cobra en Bariloche casi un tercio de lo que perciben sus colegas en Roca y Cipolletti. Con Pesatti, de Viedma, la diferencia es del 90%. La clave está en las adicionales, creadas “para responder a situaciones a corto plazo”.

La anarquía salarial del Estado no es exclusiva de la órbita provincial. Río Negro tiene 39 intendentes, con remuneraciones que no responden a ninguna lógica general y que escapan a cualquier argumento relacionado con la autonomía de los municipios. Es cierto que cada ciudad puede establecer un criterio independiente para definir los activos de sus autoridades. Pero no parece coherente que el jefe comunal de Bariloche, donde hay más habitantes que en cualquier otro lugar del mapa, reciba casi medio mes que su colega Viedma o un tercio menos que los presidentes de Roca o Cipolletti.

La clave de las distorsiones está en las adicionales. Una mirada a las pautas que rigen la asignación de salarios en los seis municipios principales rionegrinos permite saber que en los últimos años en algunas ciudades se modificaron las regulaciones, para mejorar los ingresos de los mandatarios sin antigüedad en el Estado.

Eso sucedió en Roca en 2011, cuando el poder pasó de manos de Carlos Soria a su hijo Martin, quien luego acumuló solo cuatro años de legislador y algunos más dentro de la Justicia Federal.

Regina también modificó sus ordenanzas en varias ocasiones y Cipolletti también aplicó cantidades adicionales por resolución en 2016.

Nada de eso sucede en Bariloche, donde los salarios del intendente y los funcionarios políticos han sido regulados por ordenanza desde 2005, vinculados a una categoría de las filas de los empleados municipales.

Hoy el intendente Gustavo Gennuso percibe 100,271 pesos en su bolsillo. Lejos de los 190,000 pesos de Pedro Pesatti, los 147,419.50 netos depositados para el mes de enero a María Emilia Soria en Roca y los 121,056.51 que Claudio Di Tella recaudó en Cipolletti.

En la ciudad cordillerana el salario del intendente equivale a tres salarios básicos de la categoría 24 (hoy en 29,521.29 pesos), más el 40% del área desfavorable y la ley adicional.

Por lo tanto, Gennuso tiene un salario bruto de 123,989.41 pesos, que con los descuentos de la ley y el Impuesto a la Renta, apenas supera los 100,000 pesos.

Fuentes del municipio confirmaron a RÍO NEGRO que actualmente el jefe de la comunidad no recibe los adicionales por ley. Por ejemplo, no se le paga un título universitario y otros artículos que reciben los empleados estatales.

Además, se infringe el artículo 49 de la Carta Orgánica Municipal, que establece que ningún empleado municipal puede tener un salario superior al alcalde. En la planta estatal municipal, hay al menos 30 agentes con salarios más altos.

El resto de la planta política del municipio recibe salarios proporcionales a los del intendente.

Según la ordenanza 1575-05, los concejales y los miembros del Tribunal de Contralor, como los secretarios del Ejecutivo, cobran el 90% de la remuneración del alcalde; Subsecretarios 80% y directores generales un 70%.