Confirmaron el primer caso de coronavirus en la Argentina

Se trata de un hombre de 43 años que está internado en una clínica de la ciudad de Buenos Aires. Llegó el domingo desde Milán y había estado en Barcelona

Luego de que el mismo domingo se activada el protocolo en coordinación entre los ministerios de Salud de la Nación y la ciudad de Buenos Aires, las autoridades buscaron los datos de los pasajeros que estaban sentados alrededor del hombre infectado en el avión que lo trajo de Europa para realizarles un seguimiento.

Antes de que el caso tomara estado público, tanto el ministro de Salud de la Nación Ginés González García como su par de la ciudad de Buenos Aires Fernán Quiroz, se reunieron para coordinar los pasos a seguir. Entre ambos le comunicaron la noticia a la Casa Rosada.

Hasta el momento, se había activado en varias oportunidades el protocolo por casos dudosos en el aeropuerto de Ezeiza y en hospitales de varias provincias, pero este martes se confirmó el primer caso luego de que se realizara el hisopado correspondiente.

En una conferencia de prensa, González García destacó que “estamos trabajando cumpliendo todos los protocolos y en absoluta sincronía con todas las jurisdicciones”. “Este es un caso importado y el señor ha colaborado intensamente con todas las autoridades. Está internado, felizmente su diagnóstico es de una complejidad leve, estuvo en varios lugares de Europa, pero principalmente en el norte de Italia. Es un señor que viajó en primera clase, lo que limita los contagios cercanos”, detalló el Ministro.

A su lado, la secretaria de Acceso a la Salud del Ministerio de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, resaltó que pese a que haya un caso en Argentina, en el país “seguimos en etapa de contención, un caso importado no cambia las condiciones. Estamos en seguimiento estrecho de los contactos de esta persona y se está identificando y contactando a quienes estuvieron cerca suyo en el vuelo”. Al respecto, los funcionarios explicaron que el hombre voló en primera clase del vuelo de Alitalia que lo trajo a Buenos Aires, un detalle que reduce la cantidad de personas con las que tuvo contacto directo y minimiza las posibilidades de su propagación.

Fuente: Infobae