Regina: por muerte de un hombre dictaron culpabilidad a dos médicos por mala praxis

La muerte de un hombre internado en la Clínica Central de Regina ocurrió en diciembre de 2014. La pareja de la víctima denunció a tres médicos que lo atendieron. Los encontraron culpables de homicidio culposo.

Dos médicos de Villa Regina fueron considerados culpables en un caso de mala praxis a un paciente que falleció en 2014 mientras se encontraba internado en la Clínica Central de Villa Regina. El juez Emilio Stadler que presidió la primera fase del juicio, en su fallo consideró que los médicos Juan Manuel Calderón y Pedro Augusto Guerra incurrieron en errores en la atención que desencadenaron la muerte de Rubén Aladino Alarcón en diciembre de 2014.

En tanto una tercera médica, Inés Patricia Pedernera, no fue considerada culpable de mala praxis por el beneficio de la duda y absuelta por el delito de falsificación de documento público en la alteración de la historia clínica del paciente por tratarse de un documento propio de un centro de atención médica privado.

El pedido de culpabilidad por el caso de mala praxis fue solicitado por el fiscal Juan Carlos Luppi de la Fiscalía Descentralizada de Villa Reginacriterio que fue compartido por la abogada Solange Rojas como querellante de la familia de Alarcón.

El caso que se ventiló en audiencias que se desarrollaron en la Ciudad Judicial de General Roca, fue a partir de la denuncia de Juan Herrera, que era pareja de Alarcón, quien pidió que se investigue su muerte, la que ocurrió el 19 de diciembre de 2014.

En su fallo Stadler declaró culpables a Juan Manuel Calderón y Pedro Augusto Guerra por el delito de homicidio culposo, al señalar que ambos profesionales “fueron negligentes en la atención del paciente Rubén Aladino Alarcón, quien falleció por la conducta de los médicos” y que “no cumplieron con los procedimientos médicos para el restablecimiento de la salud del paciente”.

A su vez el juez si bien consideró que también la doctora Inés Patricia Pedernera incurrió en una mala praxis, de acuerdo a las pericias que se realizaron, “aún dando el tratamiento adecuado no hubiera cambiado el resultado que fue la muerte del paciente”. Por este motivo, por el beneficio de la duda, no la consideró culpable.

De acuerdo al fallo, las partes tendrán 5 días para presentar pruebas, en tanto que posteriormente el juez que interviene en la causa dictará su fallo.

Fuente: Diario RN