Usaban Zoom en una charla universitaria en Neuquén y apareció pornografía infantil

Fue en una videoconferencia con 152 participantes. La universidad denunció lo sucedido en la fiscalía federal.

En medio de una videoconferencia que desarrollaba la Universidad de Flores (Uflo) sede Neuquén el sábado a la mañana, un usuario desconocido comenzó a reproducir pornografía infantil durante la charla virtual que se realizaba por la aplicación Zoom. La institución ya realizó la denuncia del hecho y ahora se encuentra en investigación.

“Los profesores de arquitectura eran quiénes coordinaban y por las 11.30 uno de los participantes de la reunión, que entendemos que no era un usuario legítimo, tomó el control de la charla pese a no tener las facultades porque no era el anfitrion, y comenzó a transmitir contenido de pornografía infantil por un par de minutos”, contó Cristian Kreber, vicerrector de la Uflo.

En ese momento había conectados 152 personas de manera virtual. Tras esas reproducciones uno de los organizadores les avisó al resto y se desconectó la reunión. Fue durante el ciclo “La arquitectura como oficio”, que organizaba la Facultad de Planeamiento Socioambiental.

“Fue muy desagradable y shockeante para todos. Queda una sensación de vulnerabilidad bastante importante”, dijo el vicerrector.

En un comunicado la institución manifestó su repudio por lo sucedido y su rechazo a que “terceros ajenos a nuestra comunidad educativa aprovecharon maliciosamente del entorno virtual para introducir y reproducir contenido repudiable e ilegal que nos moviliza como humanidad”.

Cristian Kreber contó que la actividad era pública y que hubo asistentes de otros puntos del país.

Tras el hecho la institución realizó la denuncia penal en la Fiscalía Federal N° 1 con asiento en Neuquén. Su titular Miguel Ángel Palazzani confirmó a Río Negro que recibió la presentación.

Además se comunicó lo sucedido al proveedor de la plataforma Zoom y se le solicitó que “arbitre las medidas a su alcance para facilitar todo dato que sea de utilidad”.

El vicerrector dijo que una de las medidas de la universidad fue “poner a disposición nuestro gabinete psicológico para asistir los que hayan sido afectados por este hecho y necesiten hablarlo con un profesional”.

También se decidió redactar nuevas pautas de seguridad en el control de acceso y permisos de transmisiones de Zoom.

“Previo a este suceso, estábamos trabajando con un protocolo de buenas prácticas en el uso de estas herramientas virtuales. Lo del sábado (por lo de ayer) fue extremo pero en el medio hay un montón de otras situaciones que se dan. Por ejemplo, pasó que con las cámaras prendidas algún alumno caminó por la casa y mostró por ahí sin darse cuenta alguna intimidad”, amplió.

Zoom se ha convertido durante la cuarentena, es la más usada para el servicio para la educación remota, y otras actividades como clases para hacer ejercicio, poker, de esparcimiento, y hasta servicios religiosos. Desde su uso, en todo el mundo se han reportado intrusos virtuales, y falta de seguridad y privacidad en los datos de las reuniones.

“Me empecé a enterar que había otros casos en Cipolletti y que paso en otras universidades pero que no tomó estado público”, contó Kreber.

Reprogramar la actividad

El vicerrector anunció que la actividad que se realizó el sábado, y que no pudo realizarse, está previsto reprogramarla “con otra metodología y con otras normas de seguridad controlando el ingreso, y por ahí usando otra herramienta de comunicación”.

Explicó que la idea es que se haga de nuevo porque creen que esos “ataques tienen como fin también paralizar las actividades y perjudicar a instituciones”.

Fuente: Diario RN