Piden el cese de los abusos policiales en los controles de Neuquén

Los datos oficiales indican que más de 50 personas por día (en la provincia) son demoradas, detenidas o notificadas de que incumplieron con las restricciones de circulación

La Asamblea Por los Derechos Humanos de Neuquén le solicitó a la fiscalía general que instruya a la policía para que cesen los abusos policiales en los controles de circulación. El organismo solicitó que se informe a los agentes sobre los alcances de la legislación vigente para evitar las detenciones de las personas que van de compras o a la farmacia, como ocurrió en varios casos, “algunos de público conocimiento”, en referencia a la denuncia que radicó la docente Giselle Kler.

La nota fue remitida al fiscal general José Geréz, firmada por las autoridades del organismo: Sara Mansilla, Nerea Monte y Matilde Daroqui.

Geréz respondió que se estaban investigando los hechos denunciados, que si hubo abuso policial se penalizará, pero insistió en que las personas que incumplen con la prohibición de circular están violando las normas.

La APDH recordó que la maestra que fue detenida al regreso de las compras resultó esposada, trasladada a sede policial, con secuestro del vehículo y fue amenazada con ir a un calabozo porque no tenía permiso de circulación cuando volvía a su casa luego de ir de compras (para ese motivo no se extiende permiso).

La versión policial fue la mujer intentó sobrepasar un control a velocidad y que no quería detenerse ni entregar documentación. No se informó qué procedimiento habilitó a los agentes -todos hombres- a ingresar a la cabina y retirarle a la fuerza las llaves del tambor del auto.

Los controles por circulación sólo a los excceptuados continúan a diario. Hoy en el centro de Neuquén en la zona bancaria (foto Yamil Regules)

La APDH recordó que los operativos se deben realizar “sin incurrir en la ilegalidad” y con el debido respeto de los derechos fundamentales de todas las personas. En el caso denunciado por la maestra, se recordó que fue llevada esposada boca abajo en una patrulla “sin el debido resguardo para evitar que se contagie” del virus de la pandemia como consecuencia del accionar policial.


La APDH Neuquén dijo tener conocimiento de varios casos en los que la prepotencia policial se impone en los operativos de control.


Si la policía actuó mal, es una situación que está bajo investigación del ministerio público”, dijo ayer Geréz en respuesta al planteo. Aseguró que el fiscal en jefe Pablo Vignaroli buscaba esclarecer cómo ocurrieron los hechos y que el fiscal del caso, Diego Azcárate había solicitado el relevamiento de cámaras y dichos de testigos para determinar lo que ocurrió.


Si se abusó de la autoridad, será investigado por el ministerio público”, sostuvo Geréz quien coincidió que no puede haber parámetros diferentes en los controles de circulación en los que se busca restringir al máximo el flujo de personas para evitar el contagio por coronavirus.


“Buscamos evitar que el virus se expanda , y los controles seguirán para evitar que las personas circulen sin justificación, porque están infringiendo las normas”, aclaró Gerez.


Recordó que la provincia instrumentó el horario de circulación y de cierre de comercios para dar un mejor cumplimiento de la medida nacional de aislamiento obligatorio, social y preventivo durante la pandemia.


“Estamos en contacto diario por teleconferencia tanto con la Jefatura de la policía provincial como con la ministra de Seguridad” para revisar los protocolos de actuación todo el tiempo, ante las medidas constantes que buscan evitar la propagación del virus, dijo.

Aseguró que los policías “están capacitados para el trabajo, por eso se les confía los controles; lo que no puede ocurrir es variar el procedimiento de un control a otro; y además deben ajustarse a lo que dicta la ley. Si no se ajustan a los procedimientos deben ser sancionados”, agregó.

Insistió en que la policía debe conocer el procedimiento de actuación en los controles en los que se busca evitar la circulación de las personas que no están en actividades consideradas esenciales y que el accionar de los procedimientos “es para proteger la vida de las personas, para que no circule el virus; actuamos en favor del ciudadano, no en contra, sino en favor de cuidar su integridad física y su salud”, sostuvo.

Fuente: Diario RN