“Que el asesino de mi hija goce de prisión domiciliaria, genera bronca, impotencia e indignación”

La Jueza de Ejecución Sandra Ragusa, de Bariloche, le otorgó la prisión domiciliaria a Pedro Andrés Gatica, quien el mayo de 2009 asesinó a su nieta y cumplía prisión perpetua. Desde hace unos días cumple la “domiciliaria” en San Antonio Oeste..

Angélica Noelia Gatica, a quien apodan “Magui”, no encuentra palabras para describir lo que siente. Su vida cambió drásticamente el 9 de mayo de 2009. Ese día, Alma, su pequeña hija de 5 años, fue asesinada por su abuelo, Pedro Andrés Gatica.

Hace unos días, sufrió otro duro golpe. El hombre fue beneficiado por la Justicia con prisión domiciliaria.

El hecho, ocurrió en Jacobacci y conmocionó a la comunidad. La muerte de la pequeña fue por venganza. Gatica no aceptó la separación de su mujer y decidió matar a su nieta. Unos meses después fue condenado a cadena perpetua, pena que cumplía en San Carlos de Bariloche.

Pero la Jueza de Ejecución Sandra Ragusa, de Bariloche, le otorgó la prisión domiciliaria y desde hace unos días Gatica se encuentra en San Antonio Oeste. El fallo generó polémica e indignación en las ciudades de San Antonio y Jacobacci, desde donde se llevan adelante distintas acciones para buscar que se anule.

“En ningún momento desde la Justicia se comunicaron con nosotros, Nadie no avisó que lo iban a beneficiar con prisión domiciliaria. No se tiene en cuenta a las víctimas… Fue un homicidio agravado…. Está con una condena firme…. Es una locura lo que han hecho. Este hombre le puede hacer daño a cualquier. Es una persona que tiene más de 60 años… que tiene para perder?, nada…” señaló Magui llorando…

La mujer detalló que se enteró del beneficio otorgado a su padre a través de una publicación en la que aparecía su foto y una lista de presos a los que, en el marco de la pandemia COVID-19, le iban a otorgar la prisión domiciliaria.

“Fue el 1 de mayo cuando me enteré por una publicación que salió en Bariloche. Y a partir de allí comencé a averiguar porque no lo podía entender. No sabía que ya estaba afuera. Unos días después pude saber donde estaba y con quien. Pero necesitaba que me lo confirme alguien de la Justicia. Finalmente lo hizo un fiscal al que llamé. Fue un golpe duro para mí” afirmó.

Destacó que en la búsqueda de la confirmación de la noticia, tuvo un gran apoyo de la referente de los Derecho Humanos de Jacobacci, Susana Castillo.

Luego de corroborar la noticia, Magui, quien hoy tienen 34 años, realizó una publicó en su Facebook manifestando sus sentimientos ante la decisión judicial. Fue el 9 de mayo, justo el día en que se cumplieron 11 años del asesinato de Alma.

Las repercusiones fueron inmediatas y las muestras de solidaridad para con la familia se multiplicaron. También el rechazo y repudio a la decisión judicial. Magui, fue quien le comunicó al intendente de San Antonio, Adrian Casadei, sobre la presencia de Gatica en esa ciudad.

“Fue un golpe duro para mí. Que el asesino de mi hija goce de prisión domiciliaria, genera bronca, impotencia e indignación” agrega.

A once años del asesinato de su hija, a manos de su abuelo, Magui admite que nunca va a poder perdonar a su padre, Pedro Andrés Gatica… “Nunca mostró arrepentimiento… En el juicio, en octubre de 2009, se burlaba…, se reía…. nunca lo voy a poder perdonar”.

La mujer no tuvo más hijos. “Cuando perdés un hijo, te paralizar. Vivís porque vivís. Es como que ya muchas cosas tienen sentido a medias…. No puedo explicar lo que se siento” sentencia…

Fuente: Diario RN