Los cambios que se aplicarán en las escuelas de Neuquén para la vuelta a clases

Control de temperatura y reducción de los horarios son algunos de los puntos del operativo “Camino a la escuela” propuesto por el Gobierno.

Sin fechas, pero con una propuesta de funcionamiento, el Gobierno de Neuquén se prepara para que los estudiantes retornen a la escuelas. “Camino a la escuela” se llama el operativo que resume los lineamientos a aplicar en los establecimientos para garantizar las medidas sanitarias vinculadas a la pandemia de coronavirus.

El protocolo nacional se aprobó a inicios de mes y ahora todas las provincias se preparan para reiniciar la actividad presencial. En Neuquén, la ministra Cristina Storioni y el gobernador, Omar Gutiérrez, evitaron ponerle fecha al regreso a las escuelas, pero aclararon que estará atado a la situación epidemiológica, a las condiciones climáticas y al consenso. Sobre este último no ahondaron, por lo que no quedó claro a cómo lo construirían.

Sin embargo, sí se avanzó con un lineamiento básico de cómo deberán funcionar las escuelas. Como ya se hace en los supermercados, se establecerá un área de ingreso en el que se controlará la temperatura. Además, en todas las aulas y sectores del establecimiento se dispondrán dispenser de alcohol en gel. También se distribuirán, en casi todos los espacios, pulverizadores con alcohol diluido al 70%. Los baños deberán contar jabón líquido y toallas de papel, toda una innovación en las escuelas neuquinas.

Según el protocolo nacional, se deberá destinar un espacio para aislar a estudiantes y trabajadores en caso de que presenten síntomas de coronavirus. Este lugar debe poder ser convenientemente desinfectado luego de su uso como espacio de aislamiento preventivo.

No se utilizarán las bibliotecas, talleres, laboratorios y afines; pero sí las aulas, áreas de gobierno escolar, sanitarios y patios. Incluso en estos último, cuando las condiciones climáticas lo permitan, se podrían dictar clases al aire libre.

Estas son las modificaciones que deberán implementar las escuelas.

En la propuesta provincial se establece que las aulas podrán tener hasta 15 estudiantes. Sin embargo todo dependerá del espacio con el se cuente para poder respetar el distanciamiento social mínimo de dos metros, que en el aula puede reducirse al metro y medio, pero con uso de tapabocas. Sobre este punto, el protocolo nacional establece la posibilidad de dividir los cursos en dos grupos, con dos modalidades simultáneas: presencial y virtual o cuadernos de tarea.

La jornada escolar también será modificada. Se reducirá el horario y se escalonará el horario de ingreso y salida, para evitar aglomeramientos. “El desafío es la reorganización de las rutinas escolares”, se advierte en el proyecto.

La prioridad para regresar a las escuelas será, en la zona rural, será para las que tienen una matricula menor a 20 estudiantes o que son plurigrado. En la urbana, los últimos años de primaria, secundaria y los institutos de formación docente.

Además, las localidades se dividen en cinco estados, de acuerdo a los casos de coronavirus. El 1 es para las localidades que nunca tuvieron confirmados o fueron esporádicos, importados y que no están activos. El 2 para que las tuvieron, pero no están activos. El 3 se refiere las que tienen casos activos aislados, sin circulación comunitaria. El 4 y el 5 engloban a las que tienen circulación comunitaria en conglomerado, pero se diferencian en el tiempo de duplicación de casos, según sea mayor o menor a 14 días.

Fuente: Diario RN