mató a una jubilada, se sacó una selfie con plata robada y confesó: “Me mandé la cagada del año”

Brandon Galeano vive a una cuadra de la casa de la víctima, en José C. Paz.

Un joven de 22 años fue detenido este viernes tras haber asesinado a golpes y prendido fuego a una jubilada de 80 años el jueves en el barrio San Gabriel, de José C. Paz. “Me mandé la cagada del año“, le confesó Brandon Galeano, alias “Titi”, a su madre, quien de inmediato acordó la entrega de su hijo a la comisaría, según confirmaron las fuentes policiales.

La víctima, Rosario Teresa “Charo” Gómez, fue encontrada este jueves sin vida y con el 80% del cuerpo carbonizado, luego de que Galeano, a quien llamaba “sobrino” la asesinara a golpes e incendiara el cuerpo para ocultar los rastros.

Según los testimonios de los vecinos de la zona y de los hijos de la víctima, el joven de 22 años se presentó ese día en la puerta de la víctima con un bidón de nafta en la mano.

La fiscal Lorena Carpovich, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 21 descentralizada en Malvinas Argentinas, aguarda el resultado preliminar de la autopsia realizada al cuerpo de la jubilada, con el fin de determinar si su muerte fue debido al incendio o si había sido atacada previamente.

El hecho ocurrió este jueves, cerca de las 11, en una casa en la calle Luis Domínguez 4242, entre Padre Ustarro y Defensa, a metros de la ruta 24, en el barrio San Gabriel, de José C. Paz, en la zona noroeste del Gran Buenos Aires.

Según los informantes, el detenido es un joven que hacía trabajos de pintura en la casa de la víctima. Un llamado al 911 alertó sobre un incendio y personal de Bomberos llegó al lugar para apagar las llamas que se habían iniciado en dos habitaciones.

Tras extinguir el fuego, la Policía halló fallecida a la víctima, que vivía sola y presentaba varias quemaduras en su cuerpo.

“El chico vive acá a una cuadra y la semana pasada le pintó las rejas a mi mamá. Tenía todo premeditado, porque esta mañana (jueves) apareció con un bidón de nafta y mi mamá le abrió porque quería que le arreglara unas cosas de la casa”, comentó Mario Ávila, uno de los hijos de Rosario.

Galeano fue entregado por su propia madre.

Galeano fue entregado por su propia madre.

Asimismo, contó que el joven detenido se robó “una carterita donde estaban los documentos y las tarjetas” y “todo el dinero que había cobrado de la jubilación hacía un día”.

“La golpeó a mi mamá, y cuando la tenía boca abajo la prendió fuego seguramente para tapar los rastros”, agregó entre lágrimas.

La familia de la víctima asegura que el joven se fotografió en Facebook con los billetes que le robó a la víctima y que escapó de la escena del crimen con el pan que la anciana le había comprado para que desayune.

“Es un asesino. La confianza que le dio mi mamá a este chico no se la daba a nadie, vivía enrejada”, señaló Dardo, otro de los hijos.

“Fue esta persona que primero la mató a golpes y después la prende fuego, boca abajo mi mamá, defendiéndose. Y después en el Facebook, se sacó fotos con todos los billetes que le robó a mi mamá. Es una locura todo esto, yo no lo puedo creer”, denunció.

Mario insistió: “Nosotros no podemos caer en lo que sucedió con mi mamá. Ella era muy reservada, no admitía a nadie en su casa. Le franqueó la puerta a este pibe y lamentablemente pasó lo que pasó. La pobre vieja no merecía haber terminado como terminó”.

Juana, la hija menor, confirmó que Galeano, el presunto asesino detenido, “es nieto de un primo hermano” de su madre y que “ella, teniéndole lástima, le dio una changuita, le dio la confianza”.

La hija, que vive a pocos metros, contó que cuando le avisaron que había un incendio en la casa de su madre, se cruzó en la esquina con Galeano sin sospechar que él estuviera relacionado a lo sucedido.

“Cuando salgo corriendo, el delincuente estaba en la esquina queriéndome agarrar. Se llevó hasta el pan que mi mamá le había comprado para que desayunara”, denunció.

Fuente: Clarín