Impactantes videos de la crueldad en la usurpación de Mascardi

Añosos árboles derribados intencionalmente sobre viviendas, ruinas de establecimientos incendiados. Letreros de una comunidad “mapuche” se atribuyen la “recuperación de tierras”.

Imágenes impactantes de la magnitud de los destrozos intencionales a viviendas, complejos y otras locaciones de Villa Mascardi fueron publicadas en las redes y generan estupor e indignación.

El dueño de una de las propiedades incendiadas dio a conocer dramáticos videos. Con la cámara muestra cómo añosos árboles han sido derribados sobre construcciones. Exhibe también las evidencias de cabañas incendiadas. Cerca de allí, se hacen notar grandes pancartas con la leyenda “territorio mapuche recuperado” firmado por “Lafken Winkul Mapu“, la comunidad que ha usurpado tierras del Parque Nacional Nahuel Huapi.

Se vienen vandalizando propiedades desde hace casi tres años. Ruinas de establecimientos de Gas del Estado y las cabañas del Obispado de San Isidro son, por ejemplo, mudos testigos de la acción vandálica. Una crueldad que sigue impune pese al pedido dramático de los vecinos de la hermosa villa a 37 km de Bariloche y de manifestantes que impulsan acciones de la Justicia y del gobierno nacional. El Estado sigue indiferente.

“Estamos en la cabaña incendiada de Gas del Estado. Miren el desastre que quedó, cómo estas personas inescrupulosas, los encapuchados, hacen lo que quieren siempre durante la noche”, dice el vecino en el video.

Siguen talando los árboles. Esto es para que lo vea el señor Gabriel Fucks y la gente de Parques Nacionales”, señala en referencia al secretario de Articulación Federal de la Seguridad.

Mientras hace un paneo de un viejo ciprés talado sobre una propiedad dice: “Se tiró a propósito, le dieron la inclinación para que caiga sobre la cabaña. Bueno, gente de Parques Nacionales, acá tienen las pruebas que me pidieron en la última reunión”.

“Un verdadero desastre. Gente de Parques Nacionales sepan lo que está pasando. Miren el techo, las ramas arriba de la casa, los vidrios, todo roto. Una maldad terrible de quienes dicen cuidar la naturaleza y el medio ambiente”.

Se ven instalaciones saqueadas, techos aplastados por los árboles, ventanas y muros derribados.

Fuente: Diario RN