Murió Diego Maradona: sufrió un paro cardio respiratorio

Conmoción total y profundo dolor en el fútbol argentino. Diego Armando Maradona murió este mediodía en su casa de San Andrés en la zona de Nordelta. El Diez se descompensó y sufrió un paro cardíaco, pero no resistió y no pudo ser reanimado por las nueve ambulancias que se acercaron hasta el lugar.

Villa Fiorito fue el punto de partida. Y desde allí, desde ese rincón postergado de la zona sur del Conurbano bonaerense se explican muchos de los condimentos que tuvo el combo con el que convivió Maradona. Una vida televisada desde aquel primer mensaje a cámara en un potrero en el que un nene decía soñar con jugar en la Selección. Un salto al vacío sin paracaídas. Una montaña rusa constante con subidas empinadas y caídas abruptas.

Nadie le dio a Diego las reglas del juego. Nadie le dio a su entorno (un concepto tan naturalizado como abstracto y cambiante a la lo largo de su vida) el manual de instrucciones. Nadie tuvo el joystick para poder manejar los destinos de un hombre que con los mismos pies que pisaba el barro alcanzó a tocar el cielo.

Una imagen icónica de Maradona.

Una imagen icónica de Maradona.

Con información de Clarín y La Nación