Para estas fiestas, hay menos chivos y corderos en Bariloche por las nevadas

La mortandad de animales y el bajo nivel de pariciones fueron la consecuencia directa del temporal que el invierno pasado cubrió los campos de blanco durante más de un mes.

Las consecuencias de las intensas nevadas que del invierno pasado en la zona de la Línea Sur se percibieron el martes en la venta de chivos y corderos que se organizó en el Mercado Comunitario de Bariloche.

Hubo muchos menos animales a la venta que en años anteriores. Franca Bidinost, del INTA, estimó que para estas fiestas de fin de año, los crianceros y pequeños productores comercializarán la mitad de los animales que se vendieron a finales del año pasado.

Aún así, la mujer valoró que se haya podido hacer la venta “en un año atípico”. Recordó que a la pandemia se sumaron las nevadas que durante unos 40 días cubrieron amplias zonas de la Línea Sur. Hubo muchas complicaciones para la provisión de forraje y los animales sufrieron las consecuencias. “Se diezmó mucho la producción y fue muy sacrificado para el productor”, sostuvo Bidinost.

Comentó que las chivas que no estaban bajo techo fueron las que más sufrieron por las nevadas. Fueron muchos días sin alimentación. Dijo que nacieron pocos chivos este año porque muchas chivas, sobre todo las que estaban en los campos de las zonas altas, para sobrevivir tuvieron que abortar. También, apuntó que las nevadas causaron muchas muertes entre los borreguitos y cabrillas que habían nacido el año pasado.

Los chivos y corderos de la Región Sur se comercializan en el Mercado Comunitario de Bariloche. Foto: Chino Leiva

Bidinost estimó que el 10% de los pequeños productores de las zonas más afectadas por el temporal de nieve perdieron el 30% aproximadamente de sus animales.

Dijo que el año pasado para esta fecha habían completado tres camiones, mientras que ahora apenas llenaron uno con animales.

Dijo que también fue un año duro para el consumidor. “Pero nos propusimos mantener la venta en esta Navidad”, destacó. Y en Año Nuevo venderán en Bariloche animales de la Cooperativa Ganadera Indígena, con sede en Ingeniero Jacobacci.

César Llancaqueo es un pequeño productor de la zona de Aguada del Zorro, distante a unos 180 kilómetros de Bariloche.

Relató que hubo mucha mortandad de animales este invierno, pero en el campo de su padre las chivas y chivos se salvaron porque estaban bajo techo. Y destacó que la mayor parte de las ovejas sobrevivieron.

Antes del invierno, dijo que tenían 480 ovejas. “Pensábamos que con tanta nieve que había, si por lo menos sobrevivían 50 podríamos volver a empezar”, rememoró que charlaban con su padre por esos días. Sin embargo, el instinto de supervivencia mantuvo vivas a las ovejas.

El valor del cordero o chivo, pieza completa, es de 5.900 pesos. Foto: Chino Leiva

En Aguada del Zorro hubo nieve casi dos meses. “Cuando salimos a recorrer el campo juntamos 408. Aguantaron como un mes sin comida. Estaban muy débiles y flaquitas”, contó.

César dijo que las ovejas salieron por sus propios medios de la nieve y después buscaron lugares donde había algo de pastura para poder sobrevivir. Pero aseguró que el caso de ellos fue una excepción. Aseveró que la mayoría de los pequeños productores y crianceros perdieron muchos animales.


De un año a otro, inflación mediante


César Llancaqueo manifestó que el año pasado vendieron a 4.900 pesos el chivo o el cordero, mientras que ahora se entregó por 5.900 pesos, un 20% más que en 2019.

El año pasado el productor se quedó con 3.500 pesos por cada animal vendido. Esta semana, fueron 4.500 pesos lo que se pudo recuperar.

El monto que se le descuenta es para cubrir los gastos del flete, el IVA, la cámara de frío, el mercado comunitario y el matadero.

Franca Bidinost, del INTA, dijo que para la venta de Navidad vinieron animales de productores de Comallo, Cañadón Chileno, Laguna Blanca, Pilquiniyeu del Limay y Aguada del Zorro.

Sostuvo que trajeron pocos animales porque prefirieron mantener la calidad, porque muchos se habían desarrollado tarde y eso conspira contra el buen sabor.

Fuente: Diario RN