Las viviendas que entregaron un mes atrás en Bariloche no tienen luz ni gas

Desde el gobierno provincial aseguran que la entrega de las casas estaba prevista para febrero pero ante la necesidad, se consensuó con los vecinos hacer el acto pese a la falta de servicios.

En un acto encabezado por la gobernadora Arabela Carreras y el intendente Gustavo Gennuso el pasado 18 de diciembre, se entregaron 141 viviendas del programa Techo Digno en la urbanización Alto del Este. Pero un mes después de la adjudicación, los beneficiarios aún no cuentan con luz ni gas en las casas.

“Cuando intentamos hacer el trámite en la Cooperativa de Electricidad Bariloche, nos informaron que no estaba el final de obra. Hay muchas personas que ya se fueron a vivir y están sin gas ni luz. Hay familias con niños pequeños y personas con discapacidad”, cuestionó Omar Tomasini, uno de los beneficiarios, al tiempo que recalcó que tampoco cuentan todavía con alumbrado público.

Termina siendo una boca de lobo y ya hubo robos. A una vecina que no se quedaba a dormir por la falta de luz y gas le barretearon la casa”, agregó.

Las familias que recibieron hoy las llaves de las viviendas corresponden a los planes administrados por el Soyem, la cooperativa 12 de Mayo y la cooperativa Barrio Lera. En su mayoría, el proceso llevó diez años, desde que adquirieron los terrenos.

El barrio está ubicado al sudeste del casco céntrico, con ingreso por la calle Esandi, poco antes del cruce con Circunvalación. A su alrededor quedan otras 700 viviendas en plena construcción que la provincia espera entregar en otras dos etapas.

Según Tomasini, la empresa Alusa les manifestó que la fecha de entrega de la primera tanda de las viviendas era en febrero. Sin embargo, desde el gobierno provincial habrían decidido adelantar el acto para mediados de diciembre. “Se tiran la pelota entre ellos pero nosotros hoy no tenemos servicios”, dijo.

Ante los reclamos, desde el gobierno provincial anunciaron que Carreras “pedirá informes al Instituto de Planificación y Promoción de la Vivienda (IPPV) para determinar las causas por las que las viviendas entregadas a los vecinos de Altos del Este en Bariloche aún no cuentan con los servicios de luz y gas”.

Es inaceptable“, dijo Carreras, en un comunicado de prensa.

En tanto, el delegado del Instituto de Planificación y Promoción de la Vivienda (IPPV) en Bariloche, Robinson Jaldo, aclaró que “la empresa constructora tiene pedido, desde noviembre, unos tableros y cables que necesitaban para la obra que no se consiguen fácilmente. Si bien ya está el pedido, se retrasó”. Respecto a la conexión de gas, aseguró que “ya se entregaron los finales de obra el 14 de enero pero estamos esperando a que den turno a los vecinos”.

“El hecho de adelantar el acto fue consensuado con los vecinos. Las viviendas se iban a entregar en febrero pero había mucha necesidad de gente que no podía seguir alquilando. El acto fue en común acuerdo pese a que la gente sabía que no estaban estos servicios“, concluyó Jaldo.

Fuente: Diario RN