Denuncia por sobresueldos en el municipio: ordenan seguir investigando

Una fiscal había resuelto en noviembre pasado desestimar la denuncia contra el exintendente, Martín Soria, y otros cinco funcionarios, por el presunto pago de sobresueldos en el municipio de Roca. Esta semana, con el reinicio de las actividades de la Justicia, la causa tuvo un giro importante, porque luego de revisarse la decisión inicial se ordenó reactivar y profundizar la investigación.

En concreto, la fiscal jefa Teresa Giuffrida revocó parcialmente la medida que había beneficiado al exjefe comunal, a los tres integrantes del Tribunal de Cuentas de la gestión 2015/2019 y a las máximas autoridades de la Secretaría de Hacienda durante la gestión anterior.

La representante del Ministerio Público consideró que había que enfocarse precisamente en el área contable del municipio, para determinar si sus titulares efectivamente cumplieron con los procedimientos previstos por las normas vigentes para el manejo de fondos públicos.

La denuncia por peculado había sido presentada en marzo del 2019 por el abogado Nicolás Suárez Colman, asegurando que todos los integrantes del gabinete municipal de la gestion anterior resignaban mensualmente un 6% promedio de su sueldo y que ese dinero luego era entregado en mano a Soria.

A fines del 2020 la fiscal Julieta Villa desestimó por completo la denuncia, afirmando que el procedimiento implementado era “desprolijo” pero no ilegal.

El denunciante pidió la revisión de esa medida por un representante de una instancia superior del Poder Judicial y ayer recibió la notificación sobre la decisión de Giuffrida, quien consideró que “corresponde profundizar la investigación respecto de algunos de los funcionarios denunciados y confirmar la desestimación respecto de otros”.

La fiscal jefa entendió -igual que Villa- que los aportes al “proyecto político de Martín Soria” eran voluntarios y que no hubo perjuicio económico para el patrimonio del municipio de Roca, pero consideró que, más allá de eso, “cierto es que en los recibos de sueldo de los funcionarios públicos figuraba un monto neto a cobrar superior a la suma que se depositaba en el Banco en concepto sueldo”.

“El aporte voluntario que hacía cada funcionario municipal se entregaba en efectivo al Sr. Intendente Municipal, Dr. Martín Soria, sin que tal deducción quedara reflejada en el recibo. Aún cuando el patrimonio de la Municipalidad no se vio afectado y los aportes fueron voluntarios, el mecanismo para efectuar las retenciones y entregar los aportes en efectivo al Dr. Martín Soria para el proyecto político aparece como sumamente informal, sin registraciones contables”, destacó Giuffrida.

Consecuentemente, sostuvo que “corresponde investigar si los funcionarios de la Dirección de Contabilidad y Finanzas y de la Secretaría de Hacienda de la Municipalidad durante el período denunciado cumplieron con el procedimiento administrativo contable en el manejo de fondos públicos que habilitaba el descuento, el depósito en la cuenta sueldo por un monto menor al que figuraba en el recibo de sueldo y el pago en efectivo al destinatario del aporte”.

De esta manera, la causa seguirá enfocada en las actuaciones de la extitular de Hacienda y actual secretaria de Gobierno, Mariana Soler, y de la exdirectora de Contabilidad y Finanzas, Roxana Vallogia.

Sobre el exintendente Soria y los exintegrantes del Tribunal de Cuentas, Marta Pellegrini, Juan Pablo Urquiaga y Luciana Osácar, la fiscal jefa dispuso confirmar la desestimación “porque, con la información reunida hasta ahora, no hay elementos que permitan atribuirle un delito”.

Fuente: La Comuna