Evalúan tomar acciones legales para que despejen las rutas

Las cámaras de Comercio de Cipolletti y Neuquén gestionan la presentación de una denuncia penal. “Ya no se puede tolerar más el aislamiento que están generando los cortes en la actividad”.

En medio del caos vehicular que generan los cortes, comerciantes de Cipolletti y Neuquén se reunieron para iniciar acciones legales, debido a los significativos perjuicios que está ocasionando el conflicto en la actividad económica. Por estas horas, se asesoran con abogados para definir si apuntar a jueces y fiscales, al gobierno provincial o los movimientos populares que protagonizan los piquetes.

“Queremos que se aplique la Constitución Nacional, que se respete el libre paso. Nadie puede cortar una ruta nacional. Independiente del reclamo, si es genuino o no, hay mucha gente perjudicada que no tiene nada que ver ni tiene poder de decisión sobre el conflicto”, expresó José Luis Bunter, al frente de la Cámara de Industria y Comercio.

En Neuquén, el referente de ACIPAN, Edgardo Philips, dijo que la idea, en principio, es formular una denuncia penal. “No resulta tolerable un corte de este tipo, ese es el sentir unánime de las cámaras. No se puede aislar la actividad económica de Neuquén que afecta sustancialmente a Río Negro. Está generando problemas muy significativos”, manifestó.

Hay comerciantes que proponen una contramarcha, pero Bunter aclaró que desde la cámara no están de acuerdo con esta acción. Cree que no resulta conveniente ir al choque con los grupos que sostienen los piquetes en los puentes carreteros, tercer puente y otros puntos de la provincia de Neuquén. Pero si, remarcó, defender los derechos de los trabajadores y tomar “cualquier acción de despeje”.

“Los cortes de ruta son ilegales”, reiteró.

El referente en Cipolletti exhortó a las autoridades provinciales de Neuquén a que generen una mesa de diálogo con los manifestantes para destrabar el conflicto; y que al menos se libere una vía de circulación. “Es muy triste lo que está pasando”, consideró.

Por los cortes, mucha gente tuvo que cruzar caminando los puentes para ir a trabajar. Otros dejaron el auto de un lado o especulan con la posibilidad de cruzar por la noche. Es el caso de Ariel, un distribuidor mayorista que hace dos días, por lo menos que no puede hacer el reparto de golosinas en Neuquén. Evalúa la posibilidad de cruzar su camión por la noche, para iniciar con la distribución en horas de la mañana.

“Acá la culpa la tiene el gobierno que no arregla, no le busca solución a nada. Por eso la gente revienta y sale a la calle. A mi me perjudica porque no puedo salir a trabajar, pero esa gente también esta sin trabajar”, dijo el comerciante, y agregó: “En las elecciones hay que elegir bien, y no equivocarse, porque esta situación no tiene remedio”.

Florencia, otra trabajadora de salud, opinó lo contrario. Si bien ella pudo pasar a Neuquén, mostrando su matrícula, consideró lamentable que grupos sociales manifiesten sus demandas de esta manera. “No es cuestión de cortar la ruta y joderle la vida a los demás. Yo no le echo la culpa al Estado. Esta gente no tiene respeto por nadie”, afirmó.

Fuente: LMNeuquén