Delincuentes se llevaron transformadores y dejaron sin luz a Allen y Cervantes

Esta vez se llevaron dos transformadores. Piden más respuestas del gobierno provincial para resguardar la seguridad.

Una y otra vez. Los delincuentes volvieron a operar sin ningún tipo de problemas y durante la madrugada dejaron sin energía eléctrica a vecinos de Allen y Cervantes tras robarse al menos dos transformadores.

«De Allen los ladrones hicieron su escenario de excelencia. Con el de esta madrugada (máquina de 63 MVA de potencia), es el transformador número 17 que roban o vandalizan durante este año, y el 21 contando los últimos 10 meses», comentaron desde el área de prensa de la firma Edersa.

Aclararon que en esa localidad, particularmente en el área rural, los delincuentes actúan con «total impunidad» y por eso los directivos de la distribuidora pidieron en varias oportunidades que las autoridades sean más enérgicas en los controles y acciones de prevención, ya que estos delitos afectan considerablemente a los vecinos de la zona y provocan enormes peligros de seguridad pública, además de pérdidas millonarias.

También explicaron que en las últimas horas se produjo un robo de transformador de potencia en un sector rural de Cervantes. Los delincuentes se alzaron con una máquina de 10 MVA.